Que las palabras de mi Boca

Sunday, May 19, 2013

James 3:1-12

Muchos de nosotros hemos dicho algo de lo que nos arrepentimos más adelante. Como dice el dicho, “más pronto cae un hablador que un cojo.” Hoy echaremos un vistazo a lo que Santiago tiene que decir sobre controlar nuestra lengua. Sin embargo, cómo podemos controlar algo que la Biblia dice que es incontrolable? La respuesta no es simplemente hablar menos, pero hablar con pureza. Haciendo la similitud con caballos, barcos y fuegos forestales, Santiago ayuda a los creyentes a entender por qué el controlar la lengua es tan importante y las implicaciones de no hacerlo.